¿Qué hace un dulce por nosotros?

Los dulces, aunque sean sin azúcar, en cualquier variedad es la elaboración de sabor dulce que se toma normalmente para amenizar el final de una comida, o merienda. Cuando se habla de postres se entiende alguna preparación dulce, bien sean cremosos, mousses, tartas, pasteles, helados, trufas, etc. Por extensión denominamos “Pastelería” a aquellas preparaciones que nos aportan cualquier comida dulce incluso si su objetivo no es ser ingerida al final de la comida, como por ejemplo son las cookies, chocolates, pastas, bizcochos, etc. Que se toman en el desayuno o a cualquier hora del día.

La buena pastelería ha sido siempre el broche perfecto de cualquier comida. Un buen dulce, resaltará la satisfacción de los alimentos anteriores. En muchos casos se planean como una agradable sorpresa, pero realmente constituyen también un complemento importante al aporte de nutrientes en la alimentación diaria. Contienen elementos nutritivos como frutas, leches, huevos y elementos energéticos. En definitiva los dulces nos hacen más felices y son el complemento ideal a cualquier celebración.